Amazon ha comunicado a sus clientes que está planeando dejar de aceptar los pagos a través de tarjetas de crédito Visa emitidas en el Reino Unido a partir del mes de enero. El Brexit tiene gran parte de la culpa.

El gigante lo ha comunicado a través de un correo electrónico a los usuarios del sitio, y en el mensaje culpaba a los elevados costes de procesar los pagos. Según el comunicado:

A partir del 19 de enero de 2022, lamentablemente ya no aceptaremos tarjetas de crédito Visa emitidas en el Reino Unido, debido a las altas tarifas que Visa cobra por procesar transacciones con tarjeta de crédito

Además, el minorista también ha explicado que seguiría aceptando tarjetas de débito Visa y otras tarjetas de crédito, incluidas MasterCard y American Express, aunque reconoció que el cambio sería un “inconveniente” para algunos clientes.

También puedes leer: Dan cárcel al “chamán” del ataque al Capitolio de EU

Como explican en The Guardian, los pagos con tarjetas traen una variedad de tarifas que incluyen tarifas de intercambio y otros cargos de transacción, y no está claro con qué Amazon se ha opuesto. Según el medio:

Las tarifas de intercambio suelen ser un porcentaje del coste de la transacción y son más altas para las transacciones con tarjeta de crédito y para aquellas en las que las compras se realizan de forma remota, incluidas las ventas online, aunque existen límites en los pagos dentro del Reino Unido

Y de fondo, la separación del Reino Unido de la Unión Europea en 2020. Al parecer, el mes pasado, Visa aumentó las tarifas que cobra a los minoristas online por cada transacción, algo que culpó a la salida del Reino Unido de la UE. A su vez, Amazon dice ahora que simplemente no quiere pagar tarifas más altas y dejará de aceptar tarjetas de crédito Visa, aunque como decíamos, las tarjetas de débito Visa seguirán siendo aceptadas.

Por cierto, Visa no ha sido la única institución financiera que comenzó a cobrar tarifas más altas después del Brexit. MasterCard hizo algo similar.