• Superación personal: Refuerza estas áreas en tu día a día y moldea considerablemente tu manera de ser

La personalidad de cada ser humano es única, sin embargo, esta puede moldearse e incluso, cambiar para mejorar.

Por esta razón te damos algunos consejos sobre áreas de oportunidad que puedes aplicar en tu día a día para superarte y poder mejorar tu personalidad:

Primero que nada, debemos tomar en cuenta, que los cambios deben practicarse diariamente para convertirlos en hábitos, un par de días no será suficiente, los cambios de personalidad no surgen de la noche a la mañana. ¡Es un proceso lento, pero seguro!

La personalidad no es algo “genético” o “predispuesto”, según expertos, un conjunto de formas de pensamiento y rasgos psicológicos. Muy por al contrario de lo que se cree en la sociedad, estos rasgos pueden cambiar.

Todo buen viaje comienza dando el primer paso; y en tu caso, el largo camino inicia fijando los objetivos. No solo se trata de “querer cambiar de personalidad”, este cambio abarca más que ello, pero debes fijarte objetivos y metas muy específicas.

  1. Tu relación con las personas: 

    Vivimos en sociedad, respectivamente, no importa cómo nos gustaría, todo lo que nos sucede depende de la relación con las personas. Rodéate de personas positivas, personas que te entiendan, te respeten. Aprende a controlarte, trata de ponerte mentalmente en el lugar de otro.

2. Revisa tu relación de pareja

La relación con un compañero uno d elos puntos más importantes, para que una vida juntos sea agradable en todos los aspectos, se necesita mucho:diligencia, practicidad, respeto, tolerancia, la capacidad de adaptarse el uno al otro.

3.  Toma un compromiso absoluto con el cambio

Sin compromiso no lograrás absolutamente nada. Existe una buena técnica que te ayudará a compenetrarte más con esa meta. Trata de hablar con tus amistades, personas allegadas, familiares o con quien tengas confianza. Coméntales sobre lo que quieres lograr. ¡Así habrá muchos más motivos para no rendirte!

3. Deja el pasado atrás

En la vida nos enfrentamos diariamente a fracazos, tropiezos y experiencias “negativas” pero no por ello debemos aferrarnos a ellas. Lo mismo sucede al querer cambiar de superarse y cambiar muchas cosas de nuestra manera de ser.

A la capacidad de superarlo se le conoce como  “Residencia”; y es una cualidad que todos poseemos. ¡Podrás aprender de tus errores! De eso se trata, al fin y al cabo. Si sientes que anteriormente has tenido muchos tropiezos, enfócate en las cosas positivas que has aprendido de ello.

4. Haz oídos sordos de las opiniones negativas 

Las amistades y personas cercanas pueden ser un arma de doble filo. Por un lado, puedes apoyarte en ellas y, tal como mencionamos, aumentar tu grado de compromiso. No obstante, existen entornos sociales en los que estas pueden llegar a ser dañinas. Los comentarios de las demás personas muchas veces pueden ser hirientes, y lo mejor es no enfocarse en ellos. ¡Recuerda que nadie te conoce tanto como tú!

No te obsesiones con el “qué dirán de mí”, ya que puede ralentizar el proceso. Todas las personas tienen las mismas debilidades, cosas negativas, puntos en los que flaquean ¡eso es normal! nadie es perfecto. No dejes que ese tipo de opiniones hiera tu ego y ganas de seguir adelante moldeándote con buenas maneras.

Puedes leer: YosStop lucha por su salud mental

5. Visualízate

Durante procesos de terapia, los psicólogos emplean mucho una técnica que implica “visualizarse siendo vencedor”, sobre todo en atletas de alto rendimiento. Puede emplearse para cualquier situación de la vida en general, incluyendo la búsqueda de superación personal.  Lo que debes hacer es ir a un lugar tranquilo, y visualizarte logrando la meta que te hayas propuesto. Tomate unos 10-15 minutos diarios.

Piensa en todos los momentos que pasarás con tu personalidad cambiada para bien. Eso te ayudará a proseguir en el camino que vas a recorrer para cambiar. Visualízate siendo de la manera que siempre habías querido, e internalízalo a diario.  ¡Notarás que realmente tendrás más alivio y poco a poco verás cambios!

6. Rodéate de personas que te inspiren

Aprender de los demás es un buen método para lograr realizar cambios. No es “copiar” la manera de ser de alguien, no, sino más bien inspirarse. Rodéate de personas positivas que te den mayores motivos para proseguir con tu cambio. Pero eso sí, no te compares; cada quien es único y especial.

Solo analiza la forma de pensar de las otras personas, toma lo que más te agrade y que consideres que vale la pena moldear para tu futuro cambio de personalidad.  Por ejemplo, aprender a ser más pacientes, escuchar a los demás, tener mayor nivel de empatía (ponerse en el papel de los demás), o incluso trabajar en nuestra creatividad.

7. No asumas personalidades de otros

Aunque esto eso es imposible ya que cada personalidad es única; lo que puedes hacer es tomar lo bueno, y añadirle un toque de tu propia forma. No tienes que usar métodos de alguien más para llegar a lograr los cambios. Cada quien debe aprender a ir a su propio ritmo.

Trabaja con lo que tienes y modiícalo poco a poco, sin generar comparaciones con otros ya que esto solo te generará frustración.

8. Realiza el cambio día a día

Durante cada día fíjate en tu comportamiento, ¿te agrada ser de esa manera? ¿quieres cambiarlo? poco a poco puedes hacerlo. Fíjate micro objetivos corrigiendo cada detalle en el momento. No te auto presiones demasiado, solo hazlo en tu cotidianidad sin apuros. La repetición de corregir ciertos patrones de conducta hará que logres finalmente mejorar tu personalidad.

No te apures, todo tiene su tiempo y lo bueno se hace esperar. La mente debe irse acostumbrando a nuevas formas de expresarse, o de acatar ciertas situaciones que se te presenten. Afrontar el miedo de cierta manera, ser más paciente, controlar la ira, aprender a expresarse en multitudes, etc.

9. La ayuda de profesionales nunca está demás

Los profesionales de la salud mental y su estudio; los psicólogos/as están allí para ayudarte. Existen muchas estrategias que se pueden emplear para impulsar tu cambio de personalidad. Es por ello que no dudes en que, si te sientes demasiado/a frustrado/a con el asunto, puedes acudir a su ayuda. Además, te pueden dar una mano para analizar tus previos errores al momento de querer efectuar tu cambio.

10.  Vivir no solo para uno mismo, sino también para los demás
En el deseo de vivir, no solo para uno mismo, sino también para los demás, está el sentido de la vida.‌‌