Mac Miller, el hombre que le vendía drogas al rapero se declaró culpable este lunes por su papel en la sobredosis fatal de la estrella. Miller murió el 7 de septiembre de 2018 de una sobredosis accidental de drogas, de acuerdo con algunas investigaciones el hombre llamado Stephae Walter podría enfrentar hasta 21 años tras las rejas.

Walter, quien desde hace algunos años proporcionaba drogas al rapero fue acusado de vender oxicodona alterada con fentanilo. Stephen es uno de los tres hombres arrestados, este lunes aceptó un acuerdo de culpabilidad con los fiscales, según una copia del acuerdo de culpabilidad presentado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Central de California.

También puedes leer: Ringling Bros regresa sin animales

Según los documentos, Walter “a sabiendas e intencionalmente ordenó a Ryan Michael Reavis que distribuyera fentanilo en forma de píldoras de oxicodona falsificadas a Cameron James Pettit” el 4 de septiembre de 2018. Walter “sabía que las píldoras que le ordenó a Reavis que le diera a Pettit contenían fentanilo o alguna otra sustancia controlada por el gobierno federal, y en todo momento relevante tenía la intención de que Reavis distribuyera las píldoras a Pettit. Más tarde esa noche, Reavis entregó las píldoras a Pettit. Poco tiempo después, Pettit distribuyó estas píldoras que contenían fentanilo a Mac Miller”, afirman los documentos.

Miller luego ingirió las píldoras falsificadas, junto con alcohol y cocaína, y murió el 7 de septiembre de 2018. Según los fiscales, Miller “no habría muerto de una sobredosis si no fuera por el fentanilo contenido en las píldoras que Mac Miller había recibido de Pettit el 4 de septiembre de 2018”.

Walter enfrenta entre 17 y 21 años de prisión, además de una multa de 1 millón de dólares. “Todas las partes están de acuerdo en que esta es una disposición justa y equitativa del caso”, dijo su abogado a Pitchfork. Reavis y Pettit se declararon inocentes de cargos similares por drogas y están programados para ir a juicio en marzo de 2022, según Pitchfork.