Save the Children presentó este lunes la campaña “Protegiendo a la Niñez Migrante”, con la que busca procurar fondos y sensibilizar a la sociedad mexicana sobre los retos y peligros que vive la niñez migrante y solicitante de refugio.

En un comunicado, la organización explicó que en esta campaña se busca que las personas den un donativo mensual con el que la organización podrá seguir apoyando a aproximadamente 20,000 niñas, niños y adolescentes migrantes y solicitantes de refugio en el país.

El organismo explicó que trabaja en programas integrales para prevenir la migración insegura de niñas y niños, y atender a quienes se encuentran en migración, a fin de crear una ruta de protección.

Detalló que en los últimos 10 años, miles de niñas y niños se han visto obligados a desplazarse de manera forzosa e insegura desde sus lugares de origen a causa de la violencia, la pobreza y los efectos adversos derivados de la crisis climática, como la única opción para poder sobrevivir. Incluso, pese a la pandemia, el flujo de niñez migrante que ingresó a México no se detuvo.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM) que recoge la ONG, 39,375 niñas, niños y adolescentes ingresaron al país de forma irregular provenientes de diversas naciones; asimismo, casi 30,000 niñas y niños han solicitado refugio en México.

También puedes leer: Caravana masiva de migrantes ya está en CDMX, va rumbo a EU

Maripina Menéndez, directora ejecutiva de Save The Children México, señaló que cada vez es más común ver que niñas y niños migran solos o con sus familias, lo cual es reflejo de una “profunda crisis social y económica” que deja a la niñez sin alternativas en sus lugares de origen.

“Las caravanas migrantes son un intento por lograrlo a salvo, por ello siempre llamamos al Estado mexicano a proteger a la niñez, a que no sea agredida ni detenida y que sus derechos sean respetados”, afirmó.

Es por ello que Save the Children también trabaja en las comunidades de Honduras, Guatemala y El Salvador mejorando las condiciones de arraigo comunitario e integración social.

En México cuenta con un equipo de expertos para dar atención psicosocial a niñas, niños y sus familias en espacios amigables en las principales ciudades de la frontera sur y norte de México.