La Universidad de St. John en Minnesota, E.U, investigan una supuesta competencia sexual organizada por estudiantes hombres en su mayoría, para ver quién de ellos era capaz de mantener la máxima cantidad de encuentros sexuales con alumnas del Colegio de St. Benedict, asociado a la misma casa de estudios.

Según con el diario universitario de la institución católica privada, dichos participantes de la competición habrían hecho el llamado, a través de un grupo de chat privado, una lista con los nombres de las candidatas que debían seducir.

Entre las reglas de la competencia habrían contemplado diversos puntajes como premio por lograr realizar determinados actos sexuales en cada ‘conquista‘.

También puede interesarte: Oaxaca en Nueva York

El asunto ha trascendido luego de que un estudiante se enterara de que su novia se encontraba en el listado y que el padre del muchacho expresara su preocupación ante Jeff Glover, el director adjunto de soporte estudiantil.

Las autoridades universitarias han solicitaron a los alumnos que aportaran información sobre el tema y, tras no lograr su objetivo, organizaron una serie de charlas obligatorias para todos los varones sobre “la cultura de la violación y las implicaciones de la masculinidad tóxica“, detalló el asistente residencial Liam Miller.

Por su parte varias alumnas del Colegio de St. Benedict, que hablaron bajo condición de anonimato, manifestaron estar preocupadas de que sus compañeros varones piensen que ellas “están siendo demasiado dramáticas y que están arruinando las vidas de otras personas”.

“Ellos hicieron sus elecciones. Escogieron hacer sus acciones y ahora no están asumiéndolas. No estoy arruinándoles la vida, ellos están arruinando sus propias vidas”, comentó una de las estudiantes.

Glover expresó que “no es saludable en absoluto tener esta lista o realizar una competición de cualquier tipo que pueda llevar a alguien a presionar los límites, algo que podría desembocar en un asalto sexual”.

“El asalto sexual proviene de esta incapacidad de ver a alguien como a una persona” concluyó.