La Coordinación de Resiliencia del Gobierno Municipal está trabajando de manera conjunta con las direcciones de Desarrollo Rural, Educación y la Coordinación de Transparencia, para elaborar un programa de huertos urbanos en casas y escuelas, así como la presentación de una guía que facilite su instalación.

Verónica González Sepúlveda, coordinadora de la Oficina de Resiliencia, dijo que este programa va también vinculado con instrumentos internacionales como la Agenda 20-30 y Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El objetivo, dijo, es incidir en una cultura ambiental a partir de educar a los ciudadanos sobre la importancia de la producción de los alimentos, el aprovechamiento del agua pluvial y de residuos orgánicos.

“Un huerto urbano es un sistema de cultivo de hortalizas, de plantas aromáticas, medicinales o de frutas. Son cultivos en zonas citadinas, principalmente en lugares donde sea fácil capturar el CO2 producido por las ciudades, y por lo general, se alimentan de iluminación solar”, explicó.

Entre los beneficios que proveen, continuó, se encuentran los ambientales, como el reducir los índices de calor y mejorar la calidad del aire; los sociales, al proporcionar la seguridad alimentaria en comunidades, y los económicos, con el intercambio o venta de productos de la producción de hortalizas.

Dijo que invitaron a la Dirección de Educación a incorporarse a este programa, porque también se busca incidir en huertos escolares al detectase que éstos, construidos en escuelas, tienen varios beneficios para los niños y el medio ambiente.

“Fomentan una cultura ambiental, fortalecen la responsabilidad y la empatía hacia la vida y los seres vivos, crean un vinculo con su entorno, se les invita a descubrir y probar alimentos saludables, desarrolla el trabajo en equipo y enseñan a valorar el trabajo de quienes producen nuestros alimentos”, señaló.

González Sepúlveda comentó que adjunto a este programa, también se tiene programada la presentación de una guía metodológica para huertos urbanos en regiones semidesérticas.

Esta guía está personalizada para el municipio de Juárez, pues las semillas que se mencionan se pueden conseguir fácilmente y son específicamente para el tipo de suelo de esta región.

Dio a conocer que entre los productos que se proponen sembrar en estas huertas se encuentran el tomate saladet, cebolla, zanahoria, calabaza, cilantro, chile jalapeño, pepino, acelga, melón y sandía.

“Es una guía muy práctica y completa como para que todos la puedan llevar a cabo; lo que busca la Coordinación de Resiliencia es que cualquier persona que tenga esta guía en sus manos entienda como puede desarrollar un huerto en su casa”, expresó.

Dijo que también como parte del programa se contempla dar capacitación a los ciudadanos, ya que no se trata de solo darles la guía y decirles que ellos inician su huerto, sino de prepararlos para que más adelante tomen esta actividad, ya sea como algo recreativo o como un medio para mejorar la economía familiar.