El estímulo total en la entidad asciende a más de 11 millones de pesos

El sector pesquero, cuya actividad económica representa el principal ingreso de cientos de familias en Sonora, no quedará rezagado como con otros gobiernos, afirmó el gobernador Alfonso Durazo Montaño, al entregar órdenes de pago y permisos de pesca en Yavaros, municipio de Huatabampo.

Acompañado del titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Octavio Almada Palafox, y del presidente municipal, Juan Jesús Flores Mendoza, el mandatario estatal hizo entrega de 219 órdenes de pago para que los pescadores de la región reciban un estímulo económico de siete mil 200 pesos.

Durazo Montaño destacó que si bien el apoyo que llegará a mil 116 pescadores en todo el estado no resolverá totalmente la problemática de las familias, la suma de los diversos estímulos del Gobierno de México son un aliciente para mejorar la calidad de vida de los sonorenses; beneficios que, por iniciativa de la Cuarta Transformación, se han convertido en derechos constitucionales.

“No vamos a salir de todos nuestros problemas con el apoyo que hoy recibimos, pero se suma al apoyo que reciben nuestras familias, nuestros familiares, nuestros hijos. Les pongo un ejemplo: adultos mayores, las Becas Benito Juárez, el apoyo para personas con capacidades diferentes y todo esto es producto de la visión social del presidente, que recogió en una modificación al artículo cuarto constitucional. ¿Y qué significa? que los programas sociales, en lugar de ser producto de una ocurrencia de un presidente, son ahora una obligación constitucional”, resaltó el gobernador.

Por su parte, el comisionado de Conapesca destacó que la dependencia atraviesa grandes retos, pero han logrado salir adelante en su agenda, como fue el caso de la obtención de la certificación del camarón mexicano en Estados Unidos, con lo que este producto ya se puede comercializar de nuevo en el vecino país.

“Hay muchos retos que lograr en la Conapesca, y hablando de retos, aquí acabamos de pasar uno: lograr que nos regresaran la certificación del camarón mexicano en Estados Unidos, y fue un gran reto porque de ahí viven más de 13 mil mujeres, más de 63 mil familias y aproximadamente se dedican 250 mil personas en el país, a la pesca del camarón”, afirmó.