Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, niega venganza o persecución contra Rosario Robles Berlarnga, extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), esto luego de que el Juez de Control del Centro de Justicia Federal del Reclusorio Sur, Ganther Alejandro Villar Ceballos, decretara que la exfuncionaria debe continuar en prisión preventiva, ya que persiste un “elevado” riesgo de que se fugue.

“Creo que es una decisión del Poder Judicial, de los jueces, de ellos depende y por lo que corresponde al Ejecutivo no hay ninguna venganza. Nosotros no hacemos eso. Eso es inmoral, indigno. Eso le resta a cualquiera autoridad y para nosotros lo más importante es la autoridad moral. De parte del Ejecutivo no hay persecución a nadie. No se denuncia a nadie por consigna política y estos asuntos los trata en primera instancia la Fiscalía que es un poder autónomo y luego el Poder Judicial”, dijo.

 

El mandatario mexicano, refirió la importancia de informarse más sobre el funcionamiento del Gobierno, pues en el antiguo régimen no se hacía. “Ayer, antier, hablábamos de la costumbre de que el poder lo concentraba el Presidente y esto viene de lejos. Esto se arraigó con el Porfiriato”, recordó.

“De ahí viene también la simulación política porque en la Constitución se establecía la división, el equilibrio de los poderes, pero en la realidad los poderes Legislativo y Judicial eran apéndice. Estaban subordinados”, acusó.

Rosario Robles no saldrá de prisión, juez rechaza amparo

“En el caso de Rosario Robles es un asunto del Poder Judicial que es el que resuelve y si el Juez decidió una orden o actuó por consigna debería de ser sancionado porque los jueces tienen que actuar con autonomía. A nosotros nos están ahora resolviendo casos en el Poder Judicial en los que no estamos de acuerdo, pero esto muestra ya que se avanza en la separación de poderes”, sostuvo el Jefe del Ejecutivo federal.