El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que este fin de semana firmará un acuerdo para regularizar los autos que han sido importados a México desde Estados Unidos, conocidos como “chocolate”.

El mandatario federal aclaró que este acto no pretende regularizar todos los autos que ingresen al país, sino que se reconocerá la posesión de los que ya están en territorio nacional a través de un permiso.

Por este reconocimiento, quienes posean autos con dichas características podrán tramitar su permiso y los recursos que se obtengan por esta contribución se quedarán en los 6 estados fronterizos y serán utilizados únicamente para reparar vialidades.

“No vamos a regularizar todos, se va a dar un permiso, se les va a reconocer la posesión del vehículo, van a pagar una cantidad no excesiva, justa”, explicó el jefe del Ejecutivo federal en conferencia de prensa.

El presidente de la República amparó su decisión con el argumento de que muchos de estos automóviles son utilizados para cometer ilícitos por lo que no se cuenta con un registro que acredite su origen y propiedad.