El pasado 2 de octubre, Jennifer Lawrence luce su embarazo en manifestación proabortista; se unió a la marcha de mujeres a favor del aborto en Estados Unidos, mostrando su pancita de embarazo, donde portaba un cartel que enunciaba “Las mujeres no pueden ser libres si no controlan sus cuerpos’’.

Jennifer Lawrence y Amy Schumer, quien la acompañaba en la marcha, desde hace tiempo se han declarado a favor de los derechos de las mujeres, incluyendo el apoyo para el acceso a aborto seguro.

Esto luego de que entró en vigor el 1ro de octubre, en Texas, la ley que prohíbe la interrupción del embarazo a partir de las seis semanas de gestación, momento en que algunas mujeres aún no saben que están embarazadas.

Incontables asociaciones pro derechos humanos consideran que la nueva ley es lesiva para las libertades individuales, debido a que no contempla excepciones en caso de que una mujer sea violada o se produzca un caso de incesto. De ahí que estrellas de Hollywood y personalidades públicas se hayan pronunciado en las calles con lemas proabortistas.