Italia se presentaba a la cita de semifinales como la selección invencible, con 37 partidos sin perder. Pero eso no amilanó a Luis Enrique , tampoco el hecho de haber caído en semifinales de la pasada Eurocopa y apostó por Gavi de inicio en un once donde Ferran Torres era el falso ‘9’ y la alineación presentaba una mezcla entre jóvenes llamados a triunfar en el fútbol español y veteranos ya de vuelta de todo y con la experiencia para un partido como este.

San Siro era un campo donde España nunca había ganado pero los españoles no se arrugaron ante un ambiente adverso y empezó dominando con paciencia hasta encontrar los huecos.

Al cuarto de hora la táctica de Lucho dio sus frutos y en una jugada magistral por la banda izquierda el balón llegó a Ferran Torres que, al primer toque, envió el balón al fondo de las redes de Donnarumma.

España seguía gustándose y pudo ampliar la renta tras un trallazo de Marcos Alonso que dobló las manos del meta del PSG y vio cómo Bonucci despejaba el balón después de tocar el palo . Italia con más raza que cabeza, pero siempre peligrosa, tuvo el empate en dos arreones que pusieron en apuros a la Roja. Bernardeschi tuvo la más clara al enviar el balón al poste ante un buen Unai Simón.

Todo ello antes de que Ferran apareciera de nuevo, por sorpresa y a la espalda de la zaga italiana, para firmar un doblete tras una grandísima jugada .

Un 2-0 merecido que para colmo de males azzurri se complicó con la expulsión por doble amarilla de Bonucci.

Tras la reanudación Ferran Torres se lesionó y entró al campo otro debutante: Yéremi Pino . El del Villarreal volvió loca a la defensa italiana, no solo por su desborde si no por sus pases verticales, uno de ellos llegó a Marcos Alonso al que dejó solo, pero el disparo del lateral lo desvió el portero italiano con una gran intervención que evitó que ahí muriera el partido.

En el único fallo de España, pero de bulto, Pau Torres no acertó a despejar y dos italianos se plantaron solos ante Simón para que Pellegrini marcara a placer.

Los campeones de Europa buscaron el empate a la desesperada pero los de Luis Enrique movieron el balón hasta terminar el choque logrando la victoria con la que se vengan de Italia y logran el pase a la final de la UEFA Nations League.