La Secretaría de Salud estatal, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México, suspendió cinco maquinas expendedoras de cigarrillos electrónicos, conocidos como “vapeadores”, en los municipios de Huixquilucan y Metepec.

Durante esta acción, verificadores del sector central colocaron sellos de suspensión, en atención a que estos dispositivos se encuentran prohibidos por el Articulo 16, Fracción VI de la Ley General para el control del Tabaco.

Dicha Ley establece que no se permite, comerciar, vender, distribuir o exhibir cualquier producto de tabaco a través de maquinas expendedoras, pues esas facilitan que menores de edad adquieran el producto, por lo que, la Coprisem procedió a suspender cinco máquinas expendedoras de cigarrillos electrónicos que se localizaban fuera de comercios de Huixquilucan y Metepec.

Por estos hechos, el organismo inició los procedimientos jurídico-administrativos a efecto de determinar la sanción que corresponda a las violaciones cometidas, las cuales podrían ir hasta una multa por 4 mil UMAS.

La autoridad sanitaria exhortó a la población a no adquirir estos productos, pues, aunque son populares, contienes sustancias tóxicas que pueden provocar daños a la salud, principalmente a nivel pulmonar, sumado al riesgo de desconocer el origen y calidad de los mismos.

Por ultimo, la Coprisem informó que cuenta con el correo electrónico denuncia.regulacionsanitaria@edomex.gob.mx y el teléfono 722-213-7000, a efecto de recibir las denuncias o quejas que se pudieran generar por el incumplimiento a la normatividad sanitaria.