El stealthing es una práctica considerada como violencia sexual, y se ejerce cuando el hombre decide retirarse el condón durante el coito sin el consentimiento de su pareja, o bien, asegurar que se lo ha puesto cuando no es así. El estado de California en Estados Unidos busca penalizarlo.

La iniciativa fue propuesta por los legisladores de la entidad y fue enviada directamente al gobernador Gavin Newson, ya que esta es una práctica muy recurrente entre la población, por lo cual decidieron tomar cartas en el asunto.

De acuerdo con KCRW, de ser firmada la iniciativa por el gobernador Newson, California se convertiría en la primera entidad en Estados Unidos en considerar el stealthing como un delito civil. La cual es una práctica violenta y según expertos en derecho puede considerarse como “adyacente a la violación”.

¿Qué pasará si el sealthing se vuelve delito?

Si la ley es aprobada, el que practique stealthing podría ser juzgado y se podría pagarse con  castigos  financieros, incluida la cobertura de facturas médicas y psicoterapia.

Víctimas de esta práctica han comentado que se sienten terribles emocionalmente, además de sentir que les arrebataron su capacidad para decidir con quién tenían sexo y cómo tenían sexo “Y esa es la violación subyacente en todas las formas de violencia sexual, ya sea que comience con un encuentro consensuado o no”, señala la autora del libro Justicia sexual.

Esta propuesta no solo castigará a los que violenten a su pareja sexual, también será una forma de empoderar a las víctimas, ya que la violencia sexual cuando se denuncia, muchas veces no procede, ya que son las mismas dependencias públicas las que deciden si el caso es considerado agresión sexual.