La gobernadora electa de Baja California, Marina del Pilar Ávila, promete un sexenio en el que haya mucha colaboración y comunicación con el condado de San Diego y el resto de California.

El pasado viernes, Ávila se reunió con líderes electos del condado, así como con activistas y con los líderes locales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y Patrulla Fronteriza, como parte de una visita con la que dijo, busca seguir fortaleciendo la relación entre ambos lados de la frontera.

Compartimos problemáticas, pero lo más importante es que debemos compartir las soluciones”, dijo Ávila, en entrevista en el Consulado General de México en San Diego.

Ávila habló de diversos temas compartidos, entre ellos, el proyecto de una segunda garita en Otay Mesa, la contaminación del Río Tijuana y la migración.

Este año, los gobiernos de México y California firmaron un acuerdo con el que se comprometen a trabajar en conjunto para abrir la segunda garita de Otay Mesa para finales de 2024.

Durante su visita, Ávila recorrió la zona de construcción al este del condado, y pudo constatar los avances de la obra.

“Es muy distinto leerlo o verlo a través de la pantalla a vivirlo, a estar ahí presente y darte cuenta del gran avance que existe por parte del gobierno de Estados Unidos”, comentó.

“En México todavía faltan muchos pasos por dar en los cuales tenemos que arrancar para que podamos llegar a septiembre 2024 e inaugurar esta garita”, agregó.

Para ello, dijo trabajará de la mano con el gobierno federal y municipal, ambos gobernados por su mismo partido Morena, con el fin de agilizar el proyecto del lado mexicano.

“Yo estoy convencida que será uno de los proyectos prioritarios en los próximos años y haremos las gestiones respectivas con las autoridades necesarias”, dijo.

El proyecto de Otay II u Otay Mesa East ayudará a reducir a la mitad los tiempos de espera en las garitas actuales, además de que se proyecta un impulso económico para la región de 1800 millones de dólares al año.

También dijo estar comprometida a hacer su parte para atender el problema de la contaminación en el valle del Río Tijuana.

“Estos problemas de contaminación no conocen fronteras, no conocen de muros, no conocen de visas y afectan a la salud pública”, dijo.

Agregó que se dará continuidad a proyectos que ya estén en marcha y se arrancará con aquellos que se requieran para lidiar con esta problemática de antaño.

Además del Río Tijuana, dijo se enfocará en atender la contaminación en el Río Nuevo en Mexicali, así como las descargas de aguas negras en Rosarito.

“Estoy totalmente convencida de que será durante mi administración en donde deberemos de darle solución a estas problemáticas”.

Para ello, indicó que de nueva cuenta se instaurará una Secretaría de Protección al Ambiente en Baja California, además de que dijo, ya ha estado en comunicación con autoridades del Departamento del Medio Ambiente en California.

Durante la gestión de dos años del gobernador Jaime Bonilla, dicha dependencia pasó a convertirse en una subsecretaría dentro de la conformada Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad. Ávila dijo que planea separar nuevamente cada una de esas dependencias.

Gobernadora electa de Baja California, Marina del Pilar Ávila en entrevista en el Consulado de México en San Diego
(Alexandra Mendoza/U-T)

Sobre el tema migratorio, dijo debe abordarse con un enfoque social, pues se trata de personas que han salido de casa en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Agregó que Baja California “es un estado de puertas abiertas” que se ha creado a base de migrantes, y por ello, su intención es buscar políticas para integrar económica y socialmente a los migrantes que lo deseen.

“Aunque muchos dicen que es un tema federal, al final del día terminamos atendiéndolo los municipios y el estado, en coordinación con el gobierno federal ciertamente”, dijo.

Desde hace varios meses, cientos de personas viven en un campamento montado a las afueras de la garita mexicana El Chaparral, justo en el lado mexicano del cruce peatonal PedWest.

Si bien no quiso hablar sobre una posible reubicación de los migrantes que viven en el sitio, señalando que se trata de un asunto federal, aseguró que ha sostenido reuniones con el canciller mexicano Marcelo Ebrard para hablar sobre cómo se atenderá a dicha población.

Durante su visita a San Diego, Ávila se reunió con el alcalde de San Diego, Todd Gloria, con la Supervisora del Condado, Nora Vargas, así como con miembros de SANDAG, como la alcaldesa de National City, Alejandra Sotelo-Solís y el alcalde de Imperial Beach, Serge Dedina, entre otros.

También visitó a activistas del Parque de la Amistad que buscan más acceso para las familias que cuentan con este espacio como punto de reunión.

Igualmentese reunió con el jefe de operaciones de CBP, Pete Flores y con el jefe de sector de Patrulla Fronteriza, Aaron Heitke.

Finalmente, cerró su visita de un día lanzando la primera bola en el juego de los Padres contra los Bravos de Atlanta en el Petco Park.

Gobernadora electa, Marina del Pilar (c)
Gobernadora electa, Marina del Pilar (c) junto a los integrantes de la Coalición de Amigos del Parque de la Amistad, John Fanestil y James Brown (d), y el cónsul general de M´exico en San Diego, Carlos González Gutiérrez (c) en el Parque de la Amistad
(Cortesía Oficina de Prensa de Marina del Pilar Ávila)

A principios de septiembre, Ávila visitó Sacramento, en donde sostuvo una reunión con la vicegobernadora de California, Eleni Kounalakis. Posteriormente, estuvo en la región de Silicon Valley, en donde planea establecer una oficina de representación de Baja California con la finalidad de atraer inversión para el estado.

“Que sepan que podemos ser grandes aliados para expandir lo que se produce y lo que se está desarrollando en California”, dijo.

Carlos González Gutiérrez, cónsul general de México en San Diego, consideró que la gira de trabajo de Ávila por California y San Diego a semanas de iniciar su gestión, es una buena señal de lo que será la relación bilateral en los siguientes años.

“Nuestra economía en buena medida está atada a la economía de California, y me parece fundamental que la gobernadora se dé el tiempo de venir no solo ella, sino sus colaboradores más cercanos, para familiarizarse y conocer a la gente con la que va a estar trabajando de manera cotidiana”, dijo.

Ávila, de 35 años y quien pertenece al partido Morena, iniciará su gestión en noviembre. Será la primera gobernadora en la historia de Baja California, e iniciará su mandato con casi siete meses de embarazo.

Ávila acepta que el ser la primera conlleva una responsabilidad. “Lo vamos a hacer con esa gran convicción de servirle a nuestro estado, y que las niñas que nos ven sepan que pueden ser madres, gobernadoras, amas de casa, empleadas o lo que gusten ser. Se puede ser eso y madre al mismo tiempo”.

Finalmente, dijo que continuará con las ruedas de prensa conocidas como “mañaneras”, iniciadas por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y replicadas por su predecesor, Jaime Bonilla.

Aún no se determina si éstas seguirán siendo diarias o únicamente unos días a la semana.

 

Con información de Cadena Baja California