Las personas vacunadas contra el coronavirus con dosis de la fórmula rusa Sputnik V podrían quedar fuera de la posibilidad de visitar territorio estadounidense a partir de noviembre de 2021 por un nuevo mandato federal.

El gobierno de Estados Unidos anunció este mes que pedirá a todas los viajeros que lleguen al país desde el extranjero que demuestren estar vacunados contra covid-19. Pero no todas las vacunas aplicadas en el mundo serán aceptadas a partir del 1 de noviembre.

Sputnik V, producida por The Gamaleya National Center of Epidemiology and Microbiology, apoyado el gobierno ruso, no ha sido incluida por el momento en la lista de vacunas admitidas por las autoridades de salud para ingresar a Estados Unidos, de acuerdo con un reporte de The Washington Post.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) anunciaron que aceptarán la vacunación completa de viajeros extranjeros con cualquier vacuna contra covid-19 aprobada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sputnik V aún no cuenta con el aval de la OMS. Tampoco está autorizada para uso de emergencia la vacuna china CanSino, entre otras que se encuentran en fase de desarrollo.

La OMS sí aprobó las vacunas de Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm (la producida en Beijing, no aquella desarrollada en Wuhan).

La efectividad de la vacuna rusa, que según sus creadores es del 92% contra covid-19, aún está siendo revisada por la OMS, pero la organización asegura que aún no la ha aprobado porque la información recibida estaba “incompleta”.

“La fecha prevista (para su autorización) se configurará una vez que todos los datos sean enviados y el seguimiento de inspección con observaciones quede terminado”, señala la OMS en su sitio web. El organismo aclara que continúa en reuniones para determinar su efectividad.

La vacuna Sputnik V se ha aplicado a millones de personas en más de 70 países del mundo, incluidos México, Argentina, Brasil, Ecuador, Guatemala y Venezuela, cuyos gobiernos locales autorizaron su uso de emergencia desde inicios de año.