Debido a la necesidad que se presenta por el fenómeno migratorio que se vive en la ciudad, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del municipio (DIF) se encuentran en condiciones idóneas para atender a los menores fronterizos que requieran apoyo, dio a conocer la presidenta de la institución, Rubí Enríquez.

“Estamos preparados para recibir a la población migrante en el albergue México mi Hogar, que tiene capacidad hasta para 30 adolescentes de 12 a 17 años de edad, tanto hombres como mujeres, así como en el albergue Granja Hogar, en donde se recibe a niñas y niños menores de 5 años”, indicó.

Rubí Enríquez dijo que se trabaja en vinculación con la Subprocuraduría de Protección Auxiliar de Niñas, Niños y Adolescentes, es decir, los adolescentes llegan a través de esa dependencia estatal.

En ambos albergues del DIF se les ofrece alojamiento, alimentación, atención médica tanto física como emocional, actividades de recreación y cultura, comentó.

Explicó que los jóvenes ingresan después de que la Subprocuraduría les aplica la prueba de Covid-19, para tomar las provisiones necesarias, en caso de salir positivo algún resultado.

Actualmente en el albergue “México mi hogar” se encuentran viviendo cinco connacionales, cuatro jóvenes de Guatemala y uno de Honduras.

La presidenta del DIF dijo que el personal del albergue también colabora en la localización de las familias de los jóvenes, así como en la integración de documentos, apoyando de esta manera la comunicación con los consulados de sus países de origen.

También se les apoya a identificar las necesidades de protección internacional cuando se solicite refugio o visa humanitaria, agregó.