Esta mañana, la gobernadora del estado de Campeche, Layda Sansores San Román, manifestó que ha dado inicio con las labores de limpieza de la pasada administración estatal. Así mismo, anunció la extinción de la Coordinación de Asesores, la baja de 300 elementos de la policía, así como el despido de algunos aviadores.

Posteriormente, manifestó que el INSABI en el estado no había surtido, y que se le debían 110 millones de pesos en medicinas. Sin embargo, la gobernadora también aseguró que esta semana comenzarán a llegar los insumos hospitalarios.

En otro apartado, la mandataria estatal manifestó su preocupación en el tema de la recaudación de impuestos, dónde indicó que “parece que se los fueron pasando de generación en generación, esperando que los resuelva el tiempo, pero la Secretaría de Hacienda si tiene memoria”.

Layda Sansores recibió Campeche en condiciones catastróficas.

Tras haber recibido el manto como gobernadora constitucional de Campeche. Layda Sansores señaló que la Secretaría de Seguridad Pública fue encontrada en condiciones catastróficas, pues debido a las pésimas condiciones laborales, irregularidades en la cadena de mando, y equipo en mal estado o mal registrado, se necesitará realizar bastante trabajo.

“En cualquier gobierno descente, cuando son puestos de confianza, están porqué el servidor que es el responsable confía en ellos, no te pueden imponer tu equipo de trabajo”, indicó.
“Vamos a investigar cada uno de los casos, porqué entonces estaríamos trabajando con 100 gentes de nuestra confianza y 700 que nos están imponiendo”, finalizó.