Muere asesinado un cajero en Alemania luego de que un cliente le pidiera utilizar cubrebocas dentro del establecimiento.

El joven de 20 años de una gasolinera en la ciudad de Idar-Oberstein, Alemania recibió el disparo de un cliente tras una disputa por usar el cubrebocas como medida contra el coronavirus.

Presuntamente el responsable  es un hombre de 49 años, quien disparó al cajero durante el pasado sábado 18 de septiembre.

De acuerdo a reportes, el cliente entró a la tienda de la gasolinera en Alemania para realizar una compra, pero sin el cubrebocas puesto.

Enseguida, el cajero le solicitó ponérselo, ya que era parte del reglamento y ambos comenzaron a discutir, haciendo que el cliente saliera del local.

Según la policía de Alemania, el cliente regresó tiempo después con un cubrebocas puesto, el cual se lo quitó y ambos comenzaron a discutir de nueva cuenta, cuando el cliente sacó un revólver oculto en su bolsillo y le disparó al cajero de 20 años de edad; después salió huyendo a pie.

El fiscal Kai Fuhrmann de la ciudad de Alemania, dijo que la víctima de la gasolinera murió al instante debido a un disparo mortal en la cabeza.