Alfredo del Mazo Maza, el gobernador del Estado de México, informó que se trabaja para desalojar 178 viviendas cuyos propietarios ya fueron notificados sobre el riesgo latente que se corre en el Cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla.

Terminando una reunión de trabajo sostenida en Palacio Nacional, el mandatario mexiquense señaló en entrevista que el riesgo de que pueda haber un desgajamiento mayor en la zona sigue existiendo, de ahí la importancia de que las personas evacúen sus viviendas.

“Hay que desalojar una parte importante de algunas viviendas que están en la zona alta, porque a pesar de que ya está estabilizado todo lo que se cayó, todavía con las lluvias corre el riesgo de que pueda haber un deslave mayor”, indicó.

Reconoció el anuncio hecho por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respecto a que habría apoyos de vivienda para las familias afectadas por lo que, dijo, se trabaja con Protección Civil para tener el censo completo de los daños.

“Lo importante, primero, es que podamos desalojar todas; ya hay un avance importante, como 70 por ciento, todavía hay algunas donde hay personas que están pendientes de su vivienda, de sus pertenencias, pero es importante que hagamos el desalojo lo más pronto posible”, expresó.

Al respecto, cabe referir que el gobierno federal emitió una Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para el municipio de Tlalnepantla, debido al riesgo que prevalece en el cerro, con lo cual se garantizará el destino de recursos para los damnificados.

Con dicha declaratoria, las autoridades podrán contar con los recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y salud de la población afectada por el deslave.