Tras el anuncio emitido por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en el que alertó sobre los altos niveles del cauce del Río Lerma debido a las recientes lluvias,  un grupo de vecinos de las comunidades de San Mateo Atenco, han decidido poner manos a la obra para prevenir un posible desborde, esto también en conjunto con el gobierno municipal.

En la comunidad de San Lucas Tunco, en Metepec, costales llenos de arena son apilados frente a algunas casas como barrera para impedir el paso del agua.

Vecinos en la zona han relatado su experiencia a lo largo de 20 años viviendo año con año la temporada de lluvias.

“De hecho nosotros estamos aguantando lo más que se pueda, desgraciadamente por todos lados, no solamente ha subido aquí el nivel del agua entonces nosotros somos una zona baja que estamos en contra de la naturaleza, en contra del agua, porque aquí esta nuestro patrimonio”, explicó Eleazar.

Ante el riesgo por el desborde del cauce y para evitar perder lo poco que han adquirido como muebles y electrodomésticos los han trasladado a la planta alta de su casa, además han resguardado sus documentos en bolsas, así se alistan en caso de tener que abandonar su casa para ir a uno de los dos albergues habilitados, pero dicen que no lo harán hasta no ser necesario, pues temen ser víctimas de robos.

Así mismo, ante esta situación cabe destacar que el gobierno municipal de San Mateo Atenco ha puesto manos a la obra en conjunto con la Comisión Nacional del Agua, para realizar acciones en conjunto en favor del bienestar de la ciudadanía.