En México, las mujeres de todos los estratos sociales, poseen algún rebozo ya que, es parte de sus raíces. 

El rebozo mexicano se encuentra en diversas expresiones y se le asocia en el mundo como un objeto típico de esta nación, presente en la música, las artes plásticas, la danza y de igual forma en la vida cotidiana. Esto al considerar que los símbolos representan los elementos más estables del continuum cultural.

 

Pero, ¿Qué es un rebozo?

 

Prenda de vestir, de forma rectangular, que mide entre 1.5 y 3 m de longitud y de 1 a 1.5 m de ancho.  Asimismo, se considera  una prenda femenina de uso generalizado en el territorio mexicano, que puede definirse como obra de arte por sus condiciones de comunicabilidad, por su función poética, y forma de constituirse en el universo semiótico.

Específicamente el rebozo nacional se ubica en un universo no estático, sino en movimiento permanente por lo que es imposible dar cuenta de su totalidad, es decir, el rebozo  signo está en el mundo, en la historia y en la cultura; remite en un movimiento cuasi infinito a otros signos (Eco, 1976), por ejemplo, el color y el tejido, identifican su origen y a la comunidad en la que se confeccionan.

No se encontraron datos exactos de la época en que se le conoce; actualmente aparece en México. Se sabe que en 1823 era atavío común de la mujer mexicana y que en el siglo XVI los indígenas ya sabían tejerlos.

 

 En el diccionario de la lengua española de 1737 “Rebociño, mantilla o toca corta, de que usan las mujeres para cubrir el bozo” La Real Academia en su diccionario de 1855 “Rebociño o rebozo. Es en algunas partes la mantilla que usan las mujeres para cubrir el bozo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cabe mencionar que, Frida Kahlo impulsó a nivel mundial la imagen de la mujer mexicana fuerte y aguerrida.

El tradicional rebozo mexicano, el tipo de chal que la artista Frida Kahlo solía lucir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información de medios