La iglesia Evangélica Luterana en Estados Unidos nombró a Megan Rohrer como el primer obispo abiertamente transgénero, esto sucedió en la Catedral Grace de San Francisco, California.

Mega ahora obispo, será el líder de uno de los 65 sínodos de la iglesia y será el encargado de dirigir alrededor de 200 congregaciones en California.

Según Rohrer, fue gracias a una comunidad diversa que se realizó un hecho histórico.

Rohrer es activista y suele utilizar pronombres neutrales para referirse a las personas, antes de ser nombrado obispo era conocido por ayudar a personas sin techo y a la comunidad LGBTQ de San

Cuenta con diversos estudios en universidades prestigiosas de Estados Unidos, por ejemplo, estudió religión en Dakota del Sur en la Universidad Augustana, para después obtener una maestría y un doctorado en la Pacific School of Religión en Berkeley
El obispo servirá en el Sínodo de Sierra Pacific por un periodo de seis años.