El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que “no tiene dudas” en entregar recursos directamente a los municipios indígenas de Oaxaca porque en ellos hay valores y honestidad, al contrario, de otros en el país.

“No puedo, como Presidente de México, desgraciadamente por la corrupción; no puedo entregar recursos de manera directa a muchos gobiernos municipales, porque no tengo confianza de que se vayan a aplicar bien, de que se vayan a manejar con honradez. ¿Y saben en dónde no tengo dudas de entregar esos recursos? En los municipios indígenas de Oaxaca, porque hay valores, porque hay honestidad. Todo eso tiene que ver con las culturas, con las grandes civilizaciones que florecieron en lo que hoy es nuestro querido México”, dijo el Presidente en su conferencia mañanera de este miércoles en Palacio Nacional.

La entrega directa de recursos federales a las comunidades que se rigen por Sistemas Normativos Indígenas fue una de las promesas que López Obrador hizo al iniciar su administración; en específico, en favor de aquellas que eligen directamente a sus autoridades, sin intermediarios.

En ese entonces, López Obrador señaló que los recursos no llegaban completos o “había moche” debido a un sistema de intermediación en la entrega del presupuesto, motivo por el que también dijo que dejaría de entregar recursos a organizaciones sociales.

En el Salón Tesorería, López Obrador habló sobre el racismo en México y sobre las costumbres y tradiciones que se mantienen en el país, heredades de las culturas antiguas, antes de la invasión española.

“Es cosa nada más de que vayan a Oaxaca y que se queden ahí en los pueblos originarios y que vean cómo es su organización social, comunitaria y que vean cómo es el tequio y que vean cómo cuidan la naturaleza y que vean cómo se respeta a los ancianos y a los niños y que vean cómo se da servicio a la comunidad y cómo se respeta a todos los integrantes de la comunidad y cómo ha democracia comunitaria”, subrayó.

El Presidente dijo que no hay por qué “seguir ocultando” el pasado de la historia antigua del país, ni “avergonzándonos” porque las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas que aún se conservan son parte de la riqueza de México.

“Esa es la gran reserva de valores que tenemos, es importante aclarar esto y también no enojarnos si hay muchos cuestionamientos o muchas críticas”, refirió.

Mencionó que está emergiendo un racismo que siempre ha existido “de siglos” y mencionó al excandidato presidencial, Gabriel Quadri, y a Santiago Abascal, líder de la organización de ultraderecha española Vox, quien recientemente visitó el país.

En respuesta, Quadri publicó en su cuenta de Twitter un comentario en el que afirma que el racista es López Obrador:

“Racista es el gobierno de López que promueve la división, el encono y la polarización entre los mexicanos, nación mestiza. Racista, el gobierno que persigue haitianos, los trata como animales y los encierra en campos de concentración. Racista, el antisemita gobierno de López”, escribió.