En Chihuahua al menos 13 personas han muertos por contagiarse rickettsiosis, una enfermedad trasmitida por las garrapatas, mientras que hay 113 probables casos de contagios en el estado, informó Verónica Salazar, coordinadora del Programa Zoonosis de la Secretaría de Salud.

De estos 113 de los casos, 53 se presentaron en Ciudad Juárez, 46 en la capital de la entidad, tres en Aquiles Serdán y tres en Meoqui.

En los municipios de Guachochi, Madera, Parral, Cuauhtémoc, Delicias, Buenaventura, Bocoyna y Aldama se presentó un caso.

De los fallecimientos cinco sucedieron en Juárez y ocho en la ciudad de Chihuahua; seis de los muertos eran niños menores de cinco años.

“Hemos tenido en total 13 defunciones, estas 13 han sido confirmadas por rickettsiosis gracias a una muestra, pero del total de las pruebas fueron 19, de esas 13 fueron confirmadas y las otras seis descartadas como causa de muerte”, refirió Salazar.

Rickettsiosis es producida por la bacteria rickettsia que puede ser transmitida cuando parásitos se alimentan de sangre de personas o animales.

Los síntomas son fiebre súbita, dolor de cabeza, muscular y en articulaciones. Después inicia un salpullido en la piel, principalmente en las muñecas y tobillos; posteriormente en tórax y abdomen, pero la persona contagiada puede tener nauseas, vómito, accesos de tos y edema alrededor de los ojos.

Después de una semana de la picadura, los síntomas se agravan puede haber una temperatura de hasta 40 grados, complicaciones de las vías respiratorias y dolor abdominal que se llega a confundir con otras enfermedades que requieren cirugía.