Un hombre ha ganado 80 millones de dólares australianos, el equivalente a 50 millones de euros, días después de que lo echaran de su trabajo, lo que supone el tercer premio más alto en la historia de los juegos de azar de este país.

De él apenas se conoce nada: que es un hombre de mediana edad, que vive en Melbourne, en el sur de Australia, y que, como tantas otras personas, se quedó sin trabajo durante la pandemia.

Su situación era tan dramática que tuvo que recurrir a trabajar en el sector de la limpieza para poder sacar a su familia adelante, hasta que la suerte se cruzó en su camino.

El ganador participó en el sorteo de la Powerball del pasado jueves 12 de agosto y fue el único acertante de primera categoría, solo él eligió los números 4, 10, 19, 21, 23 y 26, además del 7 como complementario. Los acertó todos y por eso se ha embolsado una cantidad de dinero que entra a formar parte de la historia del juego en Australia.

El premio es el tercero más alto en la historia de los juegos de azar en Australia En declaraciones que recoge ‘News.com’ en Australia, el ganador explica que no puede estar “más emocionado. Revisé mi boleto a última hora. ¡No pude dormir después de eso!” No es para menos: la situación económica que se estaba viviendo en su casa era extrema y temían que, en cualquier momento, pudiera perder su casa.

El hombre recuerda que “perdí mi trabajo durante uno de los muchos confinamientos que se han producido en Melbourne. Acabábamos de comprar una casa y no lo vimos venir. Por eso, he trabajado como limpiador desde entonces para llegar a fin de mes. Como le ha sucedido a muchas personas, estos confinamientos han sido muy difíciles para nuestra familia”.

Sin embargo, y a pesar de que lo han pasado realmente mal, el ganador nunca perdió la esperanza de que la pandemia de coronavirus pasara y él y su familia pudieran recuperar su antigua vida. Mientras, no dejó de trabajar para sacar a su familia adelante porque “siempre he dicho que debes seguir intentándolo. Ahora, mira lo que pasó”.

El ganador tiene claro qué piensa hacer con una cantidad de dinero tan enorme procedente del premio: “Ciertamente, lo primero que voy a hacer es pagar la hipoteca y las otras facturas que tenemos pendientes. Después, vamos a arreglar la vida de nuestros hijos para siempre”. Y cuando la pandemia sea un recuerdo, tienen muchos otros planes por cumplir.

Cabe mencionar que La Powerball es un juego de lotería tan famoso en Australia que se estima que una de cada cuatro personas compró un boleto para este sorteo.