Una caravana de unos 300 migrantes, la mayoría centroamericanos, fue retenida por guardias nacionales este lunes cuando avanzaba en una carretera del estado de Chiapas en un intento por llegar a la frontera con Estados Unidos.

Según el reporte de la policía estatal, el grupo, en su mayoría salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, además de algunos haitianos, salió del municipio Escuintla, donde los migrantes pernoctaron, para luego tomar la carretera costera pero en el camino se toparon con un fuerte operativo de las autoridades.

Decenas de guardias nacionales, equipados con escudos, colocaron un cerco en la carretera mientras agentes migratorios detenían a los migrantes, entre los que había mujeres y niños.

El operativo se saldó con unos 80 detenidos, según una fuente de la policía.

Este grupo salió el sábado de Tapachula, fronteriza con Guatemala, con unas 700 personas pero en su avance se ha enfrentado a operativos policiales en los que fueron detenidos migrantes y otros, sobre todo familias,  desistieron de seguir avanzando.