Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, hizo mención este viernes que toda la población de su país debería comprar armas de fuego porque, en su opinión, “la gente armada nunca será esclavizada”.

El mandatario, mismo que durante su carrera política ha sido defensor de las armas y ha promovido el acceso de la población civil a estas, aseguró que “todo el mundo tiene que comprar un rifle” aunque hacerlo sea costoso.

Bolsonaro dio estas polémicas declaraciones al salir del Palacio de la Alvorada, la residencia oficial del jefe de Estado en Brasilia, en el marco de los decretos que aprobó a inicios de año para flexibilizar las normas relacionadas al porte y distribución de armas en su país.

Mientras más armada esté la gente, mejor para todos”, lo dijo previamente Bolsonaro, luego que le preguntaran sobre los informes de prensa que señalan que el número de compras de armas en Brasil se ha duplicado año tras año desde que llegó a la Presidencia.