Tener una mascota que nos acompañe en casa puede ayudar, a que las personas se sientan mejor y estar tranquilas. Los animales de compañía se volvieron parte de la familia y las mascotas aportan distintos beneficios a sus dueños.

Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, mencionan que el vínculo que creamos con las mascotas tiene un golpe positivo en la salud y bienestar de las personas, ayudándolas a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo, aliviar la soledad y mejorar las oportunidades de socializar.

Es un hecho que la gente que tiene un perro presenta mejores niveles de presión arterial y según establece un documento de la America Heart Association “Cinco formas en las que las mascotas ayudan con el estrés y la salud mental”.

En este mismo estudio se menciona que: “Está demostrado que sólo jugar con un perro aumenta los niveles de las sustancias químicas cerebrales que nos hacen sentir bien oxitocina y dopamina lo cual genera sentimientos positivos de unión tanto para las personas como para su mascota”.