Regreso al orden y progreso

 

 

 

 

 

 

Delfina Gómez, Secretaria de Educación Pública , anunció que el regreso a clases presenciales será el 30 de agosto. Explicó que el retorno se hará con base en un protocolo sanitario de diez acciones. Entre estás diez acciones se tiene como prioridad integrar un Comité Participativo de Salud Escolar ; así como establecer un filtro de salud en casa. Los padres de familia deberán enviar a los alumnos con cubrebocas, gel antibacterial y un carta compromiso donde el tutor autoriza que el menor puede asistir a la escuela. Se deberá mantener la ‘Sana Distancia’, dar mayor uso a los espacios abiertos. Se suspenderan las ceremonias y reuniones generales. Los maestros podrán suscribirse a los cursos de apoyo socioemocional en línea de la SEP.

La Unicef  apoyará a la SEP en el desarrollo de estrategias en cuatro frentes y sobre todo se planea un regreso a clases no sólo para el primer día sino que se implemente para el primer mes. Fernando Carrera Castro, representante de la organización en el país, expresó que México tiene una oportunidad de poder aprender de otros países de cómo hacerlo de manera segura.

 

Los focos infecciosos aparecerán en las escuelas, así  como en cualquier otro espacio dónde convivan seres  humanos y la importancia no es saber como se va a evitar sino como se manejará. El punto más crucial  a mi parecer, es la recuperación de aprendizajes perdidos y salud mental.

« Se necesita  recuperar la normalidad de salud mental para niños y niñas. Este ha sido un periodo que para ellos ha sido terriblemente cortante en su desarrollo personal y afectivo, por eso queremos retornar con una visión de acompañamiento efectivo”. Carrera Castro consideró que antes de comenzar con la recuperación pedagógica debe pensarse en la parte de salud mental.

Más allá de enfocarse en el pesimismo de como se está manejando esta pandemia, lo que se tiene que considerar es como hacer frente a esta dificultad, así como lo han hecho en otros países. Los docentes tienen que dar el ejemplo de como regresar a una disciplina de vida que les « salvaría » oportunamente la vida. Los alumnos  tienen que aprender a ser responsables de su propia persona así de como se relacionan con su entorno. Ellos aprenden de los adultos y si sólo ven que los adultos se quejan en lugar de actuar con prudencia y responsabilidad, los alumnos sólo querrán siempre culpar al otro de lo que no cumple con expectativas personales. Es momento también de responsabilizar a los pequeños y jóvenes, y hacerles saber que este « pequeño » gesto como traer cubrebocas pude tener un impacto inmediato. El país necesita retomar su orden social y la escuela es un pilar en la vida cotidiana de un país . Ahí crece y  se idea el progreso y si se le « teme » al regreso a clases, pues se le está abriendo la puerta al pesimismo pensando desde un principio en la fatalidad.  Es importante regresar a las clases presenciales por el bien de los niños y jóvenes, y dejar a un lado el egoísmo del adulto, si a final de cuentas en algún momento tendrán que regresar y la protección contra el Covid 19 ya se está convirtiendo en un estilo de vida.

Araceli Fuerte Carbajal