Los Talibanes están siendo más rápido de lo esperado y funcionarios estadounidenses advierten que Kabul, la capital de Afganistán, puede caer en cuestión de meses o incluso semanas.

En pocas semanas, los militantes talibanes se han tomado el control de casi un tercio de las 34 capitales provinciales del país.

La última en caer fue Ghazni, la décima capital provincial en caer en menos de una semana.

La ciudad se encuentra en la principal autopista Kabul-Kandahar, que une bastiones militantes en el sur con la capital, Kabul.

La toma de Ghazni aumenta la probabilidad de que los talibanes eventualmente apunten a tomar la propia Kabul.

Decenas de miles de afganos han tenido que huir de sus hogares, y cientos de ellos han resultado muertos o heridos en las últimas semanas.

El presidente Joe Biden insiste en que Estados Unidos no dará marcha atrás y que completará su retirada de tropas de Afganistán el próximo 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono.