En una autopista en Atlanta Georgia, E.U, un conductor sufrió una emergencia médica en el interior de su camioneta y tuvo que ser ayudado por un grupo de extraños.

Personas de otros vehículos notaron que el hombre estaba inclinado sobre el timón, como si se hubiera desmayado, y que su coche seguía en movimiento. Cuando finalmente se detuvo, varias personas se acercaron para ayudarlo.

Me sentí bien al ver a gente, extraños, independientemente de su raza, sexualidad, política, opiniones políticas o lo que sea, uniéndose para ayudar a alguien más”, comentó el pastor Qua Tucker, una de las personas que se detuvo para socorrer al hombre.

Eventualmente, una ambulancia arribó a la escena y trasladó al hombre a un centro médico. Varios de los individuos que participaron en el rescate señalaron que su esposa les comunicó al día siguiente que seguía en el hospital y se encontraba mejor.