Los atletas mexicanos nacidos en Estados Unidos son el segundo grupo de origen más numeroso que representa a México en Tokio 2020. De los 158 deportistas mexicanos en Juegos Olímpicos, 21 nacieron al otro lado del Río Bravo.

La aportación mexicoamericana en Tokio 2020 solo está por debajo de los deportistas nacidos en Jalisco, quien suma 24 atletas. La Ciudad de México, Nuevo León y Sonora agregan 12 deportistas cada uno a la delegación mexicana en Juegos Olímpicos; además que seis estados de la República no tienen representación de atletas en Tokio 2020: Campeche, Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Colima y Tlaxcala.

La Selección Mexicana de Softbol tiene poder mexicoamericano, debido a que 14 de sus 15 integrantes nacieron en Estados Unidos, pero sus raíces mexicanas las hicieron defender la Bandera Nacional y están a un triunfo de darle a México la medalla de bronce, cuando esta noche enfrenten a la Selección de Canadá.

La Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) contabiliza un total de 20 millones de mexicanos en Estados Unidos, en un espectro que va desde población migrante, quien deja su lugar de origen en México, hasta mexicanos de segunda o tercera generación, hijos y nietos de mexicanos que dieron origen a la diáspora mexicana más grande en el mundo.

La herencia mexicoamericana también está presente en Tokio 2020 a través de la Selección de Beisbol, con siete peloteros.

Además, dos deportistas mexicanas nacieron fuera de México, son los casos de la tenista Guilana Olmos que nació en Austria y Prisca Guadalupe Awiti Alcaráz, quien nació en Gran Bretaña

Lo deportistas mexicanos nacidos en Estados Unidos representan el 13.2% del total de la delegación mexicana y un grupo de 14 mujeres, además de Stefania Aradillas, nacida en la Ciudad de México, están a un triunfo de darle a México su segunda medalla de bronce en los Juegos Olímpicos, una presea con el poder mexicoamerican