El rover Perseverance de la NASA está por recolectar su primera muestra de roca marciana, que será transportada a la Tierra en futuras misiones. El objetivo del robot geólogo es científicamente interesante y se encuentra en una parte del cráter Jezero, informó la NASA.

La agencia espacial espera que este importante hito de la misión comience en las próximas dos semanas. Perseverance aterrizó en el cráter Jezero el 18 de febrero, y la agencia espacial inauguró la fase científica de la misión del rover el 1 de junio. El robot exploró un pedazo de 4 kms cuadrados de suelo del cráter que tendría expuestas sus capas más profundas y antiguas.

Perseverance requerirá aproximadamente 11 días para completar su primer muestreo, pues primero debe recibir sus instrucciones desde Tierra, ubicada a millones de kilómetros. Los especialistas de la NASA esperan que el complejo mecanismo de muestreo sea lo más limpio posible.

Cinco instrumentos trabajando en conjunto
La secuencia comienza con el rover colocando todo lo necesario para el muestreo al alcance de su brazo robótico de 2 metros de largo. Luego, realizará un estudio de imágenes, para que el equipo científico pueda determinar la ubicación exacta. La NASA está buscando tomar la primera muestra, así como un sitio objetivo separado en la misma área para la “ciencia de proximidad”.

“La idea es obtener datos valiosos sobre la roca que estamos a punto de muestrear encontrando su gemelo geológico y realizando análisis detallados in situ”, señaló la co-líder de la campaña científica Vivian Sun.

El equipo usará una broca abrasiva en el doble geológico para raspar las capas superiores de roca y polvo. La finalidad de este proceso es exponer las superficies frescas y no erosionadas, soplándolas con la herramienta de eliminación de polvo de gas. Las muestras, posteriormente será acercadas a la torreta con los instrumentos científicos de proximidad montados SHERLOC, PIXL y WATSON.

SHERLOC (Escaneo de entornos habitables con Raman y luminiscencia para productos orgánicos y químicos), PIXL (Instrumento planetario para litoquímica de rayos X) y la cámara WATSON (Sensor topográfico gran angular para operaciones e ingeniería) proporcionarán un preciso examen a los minerales y químicos del objetivo desgastado.

Por su parte, los instrumentos SuperCam y Mastcam-Z, ambos ubicados en el mástil del rover, también participarán. SuperCam disparará su láser a la superficie desgastada, midiendo espectroscópicamente la pluma resultante y recolectando otros datos, paralelamente Mastcam-Z capturará imágenes de alta resolución. Los 5 dispositivos trabajando juntos permitirán un análisis sin precedentes de materiales geológicos.

Un largo proceso

El día de muestreo comienza con el brazo de manipulación recuperando el tubo de muestra, calentándolo e insertándolo en una broca de extracción de muestras. Un dispositivo llamado carrusel de brocas transportará el tubo y la broca a un taladro de percusión rotatorio en el brazo robótico de Perseverance.

Después, este taladro perforará el “gemelo” geológico intacto de la roca estudiada, llenando el tubo con una muestra de núcleo aproximadamente del tamaño de un trozo de tiza.

El brazo de Perseverance moverá la combinación de tubo y broca nuevamente al carrusel de bits. Finalmente, éste la transferirá nuevamente al Ensamblaje de Almacenamiento en Caché Adaptativo. Ahí se medirá el volumen de la muestra, será fotografiado, sellado herméticamente y almacenado.

La próxima vez que alguien vea el contenido del tubo de muestra, será en una instalación de sala limpia en la Tierra. Los estudios aquí se realizarán con instrumentos científicos demasiado grandes para enviarlos a Marte.