Al menos 15 personas murieron y 48 resultaron heridas por la explosión de un artefacto de fabricación casera en un mercado de la capital iraquí, un día antes de la gran fiesta de Aíd al Adha o del sacrificio, cuando los musulmanes compran cabezas de ganado o carne para celebrar.

Un capitán de la Policía iraquí, Abdalá Al Huseini, informó a Efe de que la explosión provocó también daños en el mercado y que el número de víctimas puede aumentar.

Un ataque con bomba al costado de una carretera tuvo como objetivo un suburbio de Bagdad el lunes, matando al menos a 18 personas e hiriendo a decenas más en un mercado abarrotado, dijeron funcionarios de seguridad iraquíes.

El ataque tuvo lugar en el mercado de Wahailat en Sadr City, dijo el ejército iraquí en un comunicado. Dos funcionarios de seguridad iraquíes dijeron que al menos 18 personas murieron y decenas más resultaron heridas en la poderosa explosión. Hablaron bajo condición de anonimato de acuerdo con las regulaciones.