Lo blanco y lo negro – Mayor trabajo y menor sueldo

El choque económico que se dio por la pandemia a partir del 2020, aafectado principalmente el mercado laboral, reduciendo el número de empleos, recortando los existentes y parando la generación de los mismos, provocando un aumento en la precariedad laboral, de acuerdo a los datos del INEGI a través del CONEVAL.

Aunque fue en enero cuando se incrementó el salario mínimo de 123.22 pesos a 141.70, en la zona centro y sur del país, sin embargo, existe una gran cantidad de personas por ser más exacto, dos de cada tres personas empleadas en México, no tienen un salario mayor a los 283.4 pesos, lo que representa, menos de dos salarios mínimos al día.

De acuerdo a los datos que el propio INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) elaboró y que dio a conocer en su ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo), que es la principal fuente de información sobre el mercado laboral mexicano, donde se ofrecen datos mensuales y trimestrales.

Por su parte el CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), reporta que las personas ocupadas con ingreso laboral menor al salario mínimo aumentaron 3.0 puntos porcentuales, al pasar de 29.3% en el primer trimestre de 2020 a 32.3% en el primer trimestre de 2021; mientras que la proporción de ocupados que ganan más de dos y hasta tres salarios mínimos mostró una disminución de 2.7 puntos porcentuales, es decir, pasó de 17.5% a 14.8% del total de ocupados, en este periodo.

Siendo esta institución quien da a conocer que en el primer trimestre 2021, el ingreso laboral real promedio de la población ocupada a nivel nacional fue de $4,456.58 al mes. El ingreso laboral mensual de los hombres ocupados durante este periodo fue $4,787.40 y el de las mujeres, $3,930.86. Lo que indica una brecha entre los ingresos laborales en este trimestre de $856.54. Lo que provoca que dos terceras partes de la población ocupada, difícilmente pueda cubrir la canasta básica de alimentos.

Si reconocemos que en muchos países del mundo optaron por invertir y apoyar a los empresarios para reducir el impacto de la crisis por la pandemia, México se ubica entre los que menos brindaron apoyo, siendo el propio Rogelio Gómez Hermosillo, Coordinador de Acción Ciudadana frente a la Pobreza del Observatorio del Trabajo Digno (OTD).

Es importante resaltar que en el artículo 123 constitucional, está consagrado el derecho al trabajo digno de las personas, sin embargo, más de 22 millones de mexicanos se encuentran en la actualidad excluidos del sector laboral y de acuerdo al último censo 2021 hay más de 800 mil jóvenes trabajando en situación prohibida.

Por lo que este servidor vislumbra en México, es un panorama muy difícil para los mexicanos, ya que la recuperación económica derivada  de la emergencia sanitaria, seguirá provocando muchos meses más crisis en el sector laboral y muchas personas seguirán aceptando empleos poco remunerados y condiciones como la falta de prestaciones sociales a los que tendría derecho todo trabajador.