Continuando con la preparación para su próximo mandato, el gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, llevó cabo una reunión el pasado miércoles con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete federal, en el cual el próximo mandatario estatal encabezó las conversaciones para buscar implementar una nueva estrategia de seguridad.

Durante el evento, se dio la intervención de 16 gobernadores en funciones y electos emanados, así como el titular del Ejecutivo federal y personal del gabinete de seguridad.

Así mismo, durante su participación, el gobernador electo Ramírez indicó que es urgente que el gobernador en funciones, Silvano Aureoles Conejo, encabece las acciones para lograr implementar una coordinación estable con el gobierno federal, y de  esa forma poder regresar la tranquilidad a los michoacanos ante la actual crisis de seguridad que se vive en la entidad.

Por último, Ramírez Bedolla hizo un llamado a los gobernadores para que se dejen de lado las diferentes políticas y trabajen con unidad en la estrategia federal sin simulaciones, “ya que la seguridad de las ciudadanas y ciudadanos demanda la voluntad y esfuerzo de todos los niveles de gobierno”, finalizó el gobernador electo de Michoacán.