El Gobierno mexicano reconoció que durante los primeros dos años y medio de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador han sido asesinados 43 periodistas y 68 defensores de derechos humanos.

Así lo reportó el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que está a cargo de la Secretaría de Gobernación, luego de que López Obrador fuera cuestionado en su conferencia de prensa sobre la gravedad de las cifras de víctimas de una tragedia que estalló a raíz del inicio de la guerra contra el narcotráfico, que en 2006 lanzó el expresidente Felipe Calderón y que continuó su sucesor Enrique Peña Nieto.

“Se ha reconocido que un elemento que visibiliza la crisis de derechos humanos es el nivel de riesgo que sufren periodistas y personas defensoras de derechos humanos al realizar su labor a lo largo y ancho del país”, señaló la dependencia en un comunicado.

Sin embargo, también destacó que desde el inicio de la presidencia de López Obrador se fortaleció esta estrategia a fin de generar mayor cobertura y atención, lo que se refleja en un aumento del 80 % en el número de personas beneficiadas con sistemas oficiales de protección.

En términos presupuestales, precisó que en 2019 y en 2020 se destinaron al Mecanismo 783 millones de pesos (alrededor de 39 millones de dólares), y para 2021 seguirá en un nivel similar, ya que rondará los 416,6 millones de pesos (unos 20,8 millones de dólares).