La prensa italiana ha difundido imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de una cárcel, donde los guardias y policías golpean brutalmente a los reos que habían exigido mejores protecciones contra el covid-19.

Los hechos ocurrieron en una prisión de la ciudad italiana de Santa María Capua Vetere, provincia de Caserta, en abril del año pasado, pero el video ha sido publicado solo ahora por el diario Domani. Esas escenas tuvieron lugar un día después de que estallara un motín en esa prisión, donde los reclusos exigían mascarillas y pruebas de detección de covid-19.

Al menos 52 guardias han sido suspendidos de sus funciones bajo sospecha de maltrato, reporta la agencia Ansa. Pero aquel día, la Policía de Nápoles había enviado fuerzas especiales para ayudar a controlar el motín y esos efectivos, al igual que los guardias, también podrían enfrentar cargos de tortura.