En los momentos más difíciles, siempre es de gran ayuda tener un amigo o un apoyo emocional que esté ahí incondicionalmente, y con la situación que vivimos hoy, cada ves es más innegable que los perros son el mejor amigo del hombre, pues cuando más los necesitamos, ahí están para nosotros, siempre con una semblante enérgico y listos para compartirnos sus alegrías y tristezas.

Esto queda evidenciado nuevamente gracias al caso del edificio derrumbado en Miami, Florida, dónde perros de apoyo emocional han puesto patas a la obra para otorgar por lo menos un poco de consuelo a las familias de los desaparecidos luego del siniestro, pues se sabe que al menos hay 150 personas desaparecidas.

Ante la situación, Linda Pérez, presidenta de Boricuas de Corazón, un grupo sin fines de lucro dedicado a ayudar a víctimas de desastres, recalcó que los perros son de gran ayuda para que las personas puedan procesar de mejor manera sus emociones.

Así mismo, Linda Pérez manifestó las siguientes palabras sobre esta obra social.

“Están teniendo ataques de pánico o problemas de ansiedad y hemos podido dejarlos trabajar con los perros, tocando al perro, sacando sus emociones”.

“Pueden sentir al perro, pueden tener ese contacto con la mirada. Es muy bonito. Los animales están absorbiendo todo lo emocional que están sintiendo al mismo tiempo y pueden ser capaces de ser muy relajantes para ellos”.

“Estas personas están sufriendo. Recibir información poco a poco no es agradable para ellos. Están bajo mucha presión”, finalizó la presidenta de Boricuas de Corazón.