Tras una intensa ola de calor, Moscú se ha visto afectada por una tormenta con fuertes lluvias y vientos de hasta 22 metros por segundo.

La tormenta hizo que el movimiento del transporte público se interrumpiera en algunas zonas de la capital rusa. Se interrumpió también el tráfico de trenes en algunos tramos del metro.

En uno de los videos se ve como una grúa de construcción se desploma en la región de Moscú debido a la fuerte tormenta.

 

Otro video muestra como un rayo cae sobre una subestación transformadora en los alrededores de Moscú, provocando una explosión..

En otro video se muestra que las fuertes ráfagas del viento arrancaron el techo de un edificio de Moscú.