El secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, ha defendido como “necesarios” y apropiados” los ataques estadounidense a las milicias respaldadas por Irán en ambos lados de la frontera entre Irak y Siria, acentuando que representan un mensaje “claro” hacia estos grupos.

Los ataques se realizaron el domingo y acabaron con la vida de al menos cuatro milicianos, según fuentes iraquíes.

“Emprendimos una acción necesaria, apropiada y deliberada, diseñada para limitar el riesgo de una escalada [de violencia] y también enviar un mensaje disuasorio claro e inequívoco“, dijo Blinken a reporteros durante su visita a Roma (Italia).

Las fuerzas militares estadounidenses realizaron la noche del domingo ataques aéreos de precisión contra las instalaciones utilizadas por los grupos de “milicias respaldadas por Irán” en la región fronteriza entre Irak y Siria, según el Pentágono.

El Departamento de Defensa aclaró que estas instalaciones son “utilizadas por milicias respaldadas por Irán que participan en ataques con vehículos aéreos no tripulados contra personal e instalaciones estadounidenses en Irak”. Al menos cuatro milicianos fallecieron en los ataques, según fuentes iraquíes.

Los ataques han sido condenados por Bagdad como una “violación flagrante e inaceptable de la soberanía iraquí”.