Lo blanco y lo negro – Escenario incierto en la economía mundial

 

 

 

 

 

 

Interesado por la situación económica de México y el mundo, me dia la tarea de investigar más del tema que esta semana se publicó en diversos medios, sobre el 15% del incremento de la IED (Inversión Extranjera Directa) global, que se tendrá en este año, de acuerdo a datos previstos por la UNCTAD (United Nations Conference on Trade and Development) o bien la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

 

Como es bien sabido tanto el año pasado, como este, derivado de la pandemia por el Covid-19, las inversiones en el mundo, si bien no se detuvieron en su totalidad, si fueron mínimas, pues se habla de una caída en 2020 del 58%, así los empresarios si tenían algún interés, han considerado cambios en sus proyectos de inversión.

 

Fue la propia Secretaria General interina de la UNCTAD, Isabelle Durant, quien reconoció que las IED son tipos de inversión de suma importancia para la capacidad productiva y el desarrollo de la infraestructura, en todos los países.

 

Del inicio a la fecha de la crisis sanitaria, los sectores relacionados con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), como son: 1. el fin de la pobreza; 2. hambre cero; 3. salud y bienestar; 4. educación de calidad; 5. Igualdad de género; 6. agua limpia y saneamiento; 7. energía asequible y no contaminante; 8. trabajo decente y crecimiento económico; 9. industria, innovación e infraestructura; 10. reducción de las desigualdades; 11. ciudades y comunidades sostenibles; 12. Producción y consumos responsables; 13. acción por el clima; 14. vida submarina; 15. vida de ecosistemas terrestres; 16. paz, justicia e instituciones sólidas; y 17. alianzas para lograr los objetivos; fueronmás afectados los correspondientes a, infraestructura, energía, alimentación, agricultura, salud y educación.

 

UNCTAD (por sus siglas en inglés), que pertenece a la ONU (Organización de las Naciones Unidas), menciona que la inversión extranjera se ubicó alrededor de 859 mil millones de dólares el año pasado, cifra inferior a los 1.5 billones de dólares que se registraron en 2019.

 

¿A qué se dedica la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo? La integran 195 miembros quiénes en consenso, toman la decisión de apoyar a los países en desarrollo en su incorporación a la economía globalizada con la intención de sacar a millones de personas de la pobreza. Y aprovecha el comercio internacional, la inversión, los recursos financieros y la tecnología para lograr un desarrollo sostenible e inclusivo.

 

Además de contribuir para alcanzar los ODS, apoya la implementación de la Financiación para el Desarrollo, siguiendo el mandato de la Agenda Addis Abeba 2015, junto con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Así que este organismo espera que flujos mundiales de IED toquen fondo en 2021 y recuperen de un 10 al 15 por ciento.

 

Sin duda la perspectiva a futuro es muy incierta y dependerá de varios factores para la recuperación económica, en el mundo, entre ellos que no haya una recaída por la pandemia, que existan paquetes de recuperación de la Inversiones Extranjeras Directas, pero sobretodo la esperanza de que los gobiernos tomen acciones correctas y apliquen políticas de apoyo en los sectores económicos, dando más accesibilidad para invertir e instalarse y se den más estímulos fiscales; con lo que se dará una mayor apertura a los empresarios interesados en invertir sus capitales en diversos países, donde puedan ver un verdadero desarrollo de sus empresas