Un joven que padece de sus facultades mentales fue detenido por elementos de seguridad luego de ser sorprendido en calles de Calimaya con una pala y una bolsa plástica donde llevaba los restos de su hermano, el cual estaba enterrado en un panteón.

De acuerdo con los primeros reportes los hechos ocurrieron antes de las 14:00 horas, cuando el joven caminaba con la pala y una bolsa en mano sobre la calle Nicolás Bravo, entre Miguel Hidalgo y Francisco I. Madero, cuando policías locales lo interceptaron al notarlo sospechoso.

Al momento de interrogarlo y revisar la bolsa, descubrieron que en su interior había restos humanos, por lo que lo detuvieron de manera inmediata.