Durante los últimos años, Neza ha jugado un papel muy importante en la economía y en la cultura popular del Estado de México, esto gracias a su gente trabajadora y hábil para el comercio, pues Neza se puede encontrar de todo un poco. Sin embargo, no se puede negar que dentro de esa misma cultura popular existe la creencia de que no se puede hacer mucho en Neza.

Es por eso, que esta vez en Cadena Política, te presentamos Cinco lugares emblemáticos o agradables en Nezahualcóyotl, para pasar un fin de semana agradable con tu familia.

El Parque del Pueblo (Zoológico de Neza).

Antes de la pandemia, los registros indican que este parque recibía al menos 15,000 visitas cada fin de semana, donde las familias han llegado en múltiples ocasiones para apreciar los más de 250 animales de 100 especies diferentes.

Este parque se encuentra localizado en San Esteban esq. Glorieta de Colón s/n. Col. Ampliación Vicente Villada. C.P. 57710 Nezahualcóyotl. México. Donde de Jueves a Domingo con un costo de 5 pesos, y en un horario de las 10:00 horas a las 17:00, se puede disfrutar de un hermoso rincón de naturaleza en Neza.

Estadio Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl (Neza 86).

Originalmente nombrado como Estadio José López Portillo, y conocido popularmente como Estadio Neza 86 gracias al mundial de fútbol de la FIFA México 1986.

Desde su fundación, este reciento, ha sido testigo de múltiples acontecimientos, y eventos que han puesto a Neza en el mapa, tal como aquella época de gloria futbolística cuando los Toros Neza marcaron una época en la primera división del Fútbol profesional en México, con ese peculiar estilo que los caracterizó.

Fue en este estadio, donde se ha registrado la tarjeta más rápida y polémica, pues en un partido entre las selecciones nacionales de Escocia y Uruguay, el árbitro sacó la tarjeta roja a solo 56 segundos de que iniciaría el encuentro, expulsando al uruguayo José Batista.

Hoy, este reciento futbolero a pesar de no encontrarse en su mejor momento, sigue siendo un excelente lugar para llevar un día deportivo en compañía de familia y amigos, sin perder de vista su gran valor histórico en México.

Escultura Cabeza de Coyote

Si bien, este ya era un lugar reconocido antes de que se instalara esta escultura monumental, “El coyote en ayuno” como se nombró a esta obra ha sido reconocido como un símbolo muy importante para los ciudadanos de Neza.

El coyote se instaló en un lugar, que ya era conocido y querido en Ciudad Neza, una glorieta que antes contaba con un tanque elevado de agua que dotaba del líquido a los lugareños. En 2009 se colocó ahí la escultura del coyote, en cuya parte frontal está una efigie del emperador Nezahualcóyotl.

El Barquito, El Pulpo y el Castillo

En Neza, se han construido múltiples espacios para el disfrute de los más pequeños, Este es el caso del famoso Pulpo, una resbaladilla que los niños disfrutan al máximo, al igual que el icónico Barquito, que si bien durante unas décadas fue abandonado -lucía destruido y grafiteado, fue rescatado por el gobierno local y reacondicionado como parque acuático. En este nuevo parque no pueden faltar el chapoteadero, las palmeras y una palapa.

Cabe resaltar que en esta atracción, el agua no se desperdicia, pues el parque acuático El Barquito cuenta con un sistema de filtrado y reciclaje. Además estar recubierto con pintura antigrafiti para evitar que vuelva ser vandalizado.

Finalmente está el Centro Cultural “El Castillo“, el cual fue durante años una atracción más para los niños, ubicada también en el camellón de una avenida principal. Este lugar forma parte de los juegos para niños que son muy queridos en Neza.

Spartacu’s Discoteque

La famosa Discotheque Spartacu’s, se ha convertido en un santuario del arrabal y que parece haberse detenido en el tiempo, pues aún hoy sigue teniendo una relevancia importante entre los ciudadanos de Neza.

Mientras la mayoría de los antros LGBT+ apuestan por aires de modernidad, el Spartacu’s valida la famosa máxima que reza que “entre más corriente, más ambiente”.

Esta disco, que funciona a modo de club privado, ha subyugado con su encanto a propios y extraños. Tan es así, que cada que Alaska, vocalista de Fangoria, viene a México, se hace un espacio en su agenda para visitarlo.