Un grupo de científicos en EE.UU. recientemente desarrolló un nuevo método de purificación de agua que facilita el uso de fuentes no tradicionales para satisfacer la creciente demanda mundial de agua limpia.

El agua dulce de lagos y ríos representan solo el 0,007%, y con el constante crecimiento de la población humana, los recursos son insuficientes. En la actualidad, dos de cada tres personas en el mundo enfrentan una grave escasez de agua al menos un mes al año.

Otras fuentes, como el agua de mar y las aguas residuales, podrían utilizarse para cubrir la demanda, pero están llenas de sal y contienen contaminantes como metales tóxicos.

No obstante, el método propuesto por los investigadores podría solucionar el problema de manera eficiente. “Esta tecnología presenta un nuevo tipo de filtro que puede seleccionar y capturar metales tóxicos mientras elimina la sal del agua“, explicó Adam Uliana, uno de los creadores y estudiante de doctorado en Ingeniería Química y Biomolecular de la Universidad de California.

Este proceso utiliza configuraciones de electrodiálisis con membranas de absorción para desalinizar simultáneamente fuentes de agua complejas y capturar diversos solutos específicos. Para ello, los científicos usaron partículas diminutas y absorbentes llamadas estructuras aromáticas porosas diseñadas para retener contaminantes individuales.