“Los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos. Eran barcos que venían de allí, de Europa. Y así construimos nuestra sociedad”, así dijo el presidente argentino Alberto Fernández, durante una rueda de prensa conjunta con su par español, Pedro Sánchez, en Buenos Aires.

La frase, que fue atribuida al escritor y poeta mexicano Octavio Paz, –aunque no fue exactamente así– se asemeja más a una estrofa de la canción ‘Llegamos de los barcos’, del cantautor argentino Litto Nebbia, admirado por el mandatario.

“Los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos de los barcos”, había dicho con ironía con Paz, ganador del Premio Nobel de literatura (1990).

En seguida, las palabras del presidente Fernández provocaron un fuerte repudio en las redes sociales, donde muchos expresaron que su contenido y significado resulta anacrónico, discriminatorio para con los países mencionados e insultante para toda la comunidad originaria de Argentina, en especial porque en la misma intervención se declaró “europeísta”.

“Somos por sobre todas las cosas ‘americolatinistas’, creemos en la unidad de nuestro continente, pero particularmente también soy un europeísta, alguien que cree en Europa”, afirmó Fernández antes de pronunciar la repudiada frase.