Estas fotografías se suman a los reiterados cuestionamientos de los organismos nacionales e internaciones sobre la actuación policial durante las movilizaciones antigubernamentales.

Las imágenes de un policía antidisturbios colombiano que saca un cuchillo de su uniforme, y lo empuña durante la contención de una manifestación, se viralizaron en la redes sociales y generaron que las autoridades abrieran una investigación.

La escena fue registrada en el corregimiento de Villagorgona, en el municipio de Candelaria Valle, del departamento del Valle del Cauca, que ha sido el más sacudido por las protestas. En la zona se produjeron disturbios y hechos de violencia, que incluyeron la quema de un estacionamiento de tránsito municipal por parte de encapuchados, en rechazo a la presencia de los agentes del cuestionado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

En tres fotos, que han generado un fuerte rechazo en las redes, se aprecia cómo el miembro del Esmad saca de su rodillera un objeto, que pareciera ser un cuchillo de hoja blanca, y lo empuña con su mano derecha mientras mantiene una postura corporal de ataque. No hay imágenes de lo que ocurrió posteriormente.

Tras la difusión de las gráficas en distintas plataformas sociales, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, Juan Carlos León Montes, escribió en la cuenta de la institución que ha sido identificado el uniformado que aparece portando lo que parece un elemento cortopunzante” y que “se adelanta una investigación para aclarar en el menor tiempo posible la situación”.

Los internautas, que manifestaron sus comentarios de repudio en Twitter, llamaron a los uniformados “delincuentes” y “vándalos”, ironizando con los señalamientos hechos por el Gobierno sobre los participantes en las acciones de calle. Del mismo modo, se preguntaron cómo actuar si un uniformado porta un cuchillo, debido a que defenderse podría significar un delito contra la autoridad.