Roberto Sandoval, exgobernador de Nayarit, fue detenido en Nuevo León, acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El exmandatario fue asegurado en compañía de su hija Lidy Alejandra, también señalada por el mismo delito.

El operativo de detención de Roberto Sandoval y su hija estuvo a cargo de agentes de la FGR, SEDENA, Marina y CNI.

Ana Lilia López, esposa de Roberto Sandoval, acusó que se fabricaron historias de odio y destrucción hacia su familia, “inventándoles y culpándoles de distintas barbaridades sin pruebas”.