Gustavo Vargas Cruz, alcalde de Zinacantepec, fue acusado por omisión, por no haber solventado una responsabilidad resarcitoria por 193 millones 200 mil pesos, durante su gestión administrativa de 2009-2012.

De acuerdo con documentos puestos en circulación por el OSFEM, se ha podido establecer que desde marzo de 2020, se notificó en aquel momento al  alcalde Gerardo Nava Sánchez, con el propósito de ejecutar el cobro de una responsabilidad resarcitoria por una cantidad de 193 millones 200 mil pesos, sin que la autoridad municipal ejecutara acciones conducentes.

Rogelio Padrón de León, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos del OSFEM, estableció un plazo de 15 días hábiles para llevar a cabo la ejecución y cobro de dicha cantidad que se había determinado como una responsabilidad resarcitoria en contra de Gustavo Vargas Cruz, alcalde de Zinacantepec de la administración 2009-2012.

Posteriormente, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) remitió diversos oficios en los meses de agosto, septiembre y octubre para dar seguimiento a la ejecución de dicha resarcitoria, sin que existiera respuesta por parte de la autoridad municipal.

El pasado mes de enero, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Gerardo Nava Sánchez, acusado del delito de homicidio en grado de tentativa.

Cabe mencionar que en dicho documento , se detalla que se detectaron traspasos, sin acreditar el destino legal debido, principalmente, en cuatro fondos: en los recursos que se le otorgaron del Fondo para la Infraestructura Municipal (FISM), del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y Demarcaciones Territoriales (FORTAMUNDF), del Programa de Apoyo para Gasto de Inversión Municipal (PAGIM) y de los recursos del Gasto de Inversión Sectorial (GIS), entre otros.