Banorte y Google Cloud, el brazo tecnológico de Google, sellaron una alianza estratégica multianual para trabajar en la transformación digital del banco.

El acuerdo incluye la posibilidad de migración de espacios de almacenamiento y procesamiento de la institución a la nube de Google y el uso intensivo de inteligencia artificial para transformar la experiencia de sus clientes.

También va a abrir nuevas alternativas en la era de la banca abierta (Open Banking), a través de la oferta de servicios y productos con base en datos predictivos y análisis en tiempo real.

El acuerdo, además, contempla la transmisión de cultura y conocimientos al personal del grupo financiero, dijo Banorte en un comunicado.

“Con Google Cloud como catalizador, Banorte va a beneficiar a sus clientes con el desarrollo personalizado de la próxima generación de servicios y productos centrados en sus preferencias y necesidades”, informó.

Las acciones clave que se van a desarrollar en Banorte a través de esta alianza estratégica son, principalmente: hiperpersonalización de la oferta del banco a través de inteligencia artificial, desarrollo de aplicaciones para innovar en la banca abierta, transmisión de cultura y conocimientos de Google a su personal y ciberseguridad.

“En Banorte estamos comprometidos con implementar lo mejor de la tecnología para transformarnos. Estamos en el camino de consolidarnos como la institución más fuerte de México en la banca digital, y de la mano de Google seguiremos transformándonos en beneficio de nuestros clientes”, señaló Francisco Martha, director general de Desarrollo de Negocios Digitales de Grupo Financiero Banorte.

Por su parte, Eduardo López, presidente de Google Cloud para América Latina, señaló que estamos frente a un momento de grandes cambios en el comportamiento y las expectativas de los consumidores, y en la banca aún se van a ver grandes transformaciones.

El grupo financiero señaló que, además de las capacidades tecnológicas, un motivador para que Banorte eligiera a Google como aliado estratégico de tecnología fue el hecho de que su nube ofrece un camino para que todas las organizaciones disminuyan su impacto ambiental a través de la reducción de emisiones de carbono.

La nube de Google Cloud, dijo, es neutral en emisiones de carbono desde 2007 y, para 2030, Google asumió un compromiso de alimentar sus centros de datos 24 horas del día y 7 días de la semana con energías renovables.